R.S.: 06/2021/03519     Col.: 31/263

La Integración Sensorial Llevada al Mar

La Integración Sensorial es un enfoque terapéutico que ayuda a los niños a procesar y organizar la información sensorial de manera efectiva. En este artículo, exploraremos cómo se puede aplicar la Integración Sensorial en entornos naturales como el mar y la playa

La Integración Sensorial es un concepto desarrollado por la terapeuta ocupacional Jean Ayres desde los años 1960. Ayres definió la integración sensorial como el proceso neurológico que organiza las sensaciones del propio cuerpo y del entorno para poder usarlas de manera efectiva en la vida diaria.

Las intervenciones basadas en la Integración Sensorial no se limitan solo a espacios interiores, sino que también se pueden aplicar a entornos naturales. El mar y la playa ofrecen un entorno rico en estímulos sensoriales que pueden ser aprovechados para trabajar con niños que tienen desafíos en el desarrollo especialmente los que presentan Disfunciones en la Integración Sensorial. Integrar las intervenciones en un entorno marino puede proporcionar una experiencia única y beneficiosa tanto para los niños como para sus familias.

Según las necesidades específicas de cada niño, se puede poner el énfasis en diferentes aspectos del entorno y de la actividad.

Tanto la playa como el mar ofrecen estímulos propioceptivos, vestibulares y táctiles de muchas formas. Depende de la lectura que hace la terapeuta para su uso, se puede aprovechar según la necesidad de cada niño. No solo se trabaja en estos aspectos, sino que también hay muchas posibilidades para trabajar la praxis (la capacidad de concebir, planificar y ejecutar una secuencia de pasos novedosos para lograr un fin determinado. Implica la habilidad de idear una acción, organizarla y luego llevarla a cabo de manera eficaz)

Lo especial y auténtico de este entorno son las modificaciones de las condiciones naturales como el viento, las mareas y las corrientes, además de las personas que pueden compartir el espacio y otros factores naturales. Este entorno nos exige una adaptación continua, pero a la vez nos ofrece la oportunidad de trabajar la praxis, la solución de problemas, etc.

Para la terapeuta, esto requiere cierta flexibilidad y capacidad de interpretación de las posibilidades, pero el provecho puede ser no solo beneficioso en las respuestas adaptativas, proporcionando el reto justo al niño, sino que además puede ser un enlace fabuloso hacia actividades con propósito en un entorno en el que el niño se mueve en su día a día.


Para los Principiantes en Integración Sensorial

Para aquellos que son principiantes en el tema de la Integración Sensorial según Jean Ayres, aquí una explicación breve sobre los sistemas sensoriales más significativos en este modelo.

Sistema Propioceptivo
El sistema propioceptivo es el responsable de proporcionar información sobre la posición y el movimiento de diferentes partes del cuerpo. Está compuesto por receptores sensoriales localizados en las articulaciones, músculos y ligamentos que envían constantemente información a nuestro cerebro sobre la posición de nuestro cuerpo en relación con el espacio. Esto nos ayuda a saber cómo están cada una de esas partes en relación con el entorno y nos permite organizar nuestros movimientos.

Sistema Táctil
El sistema táctil es el responsable de proporcionar información sobre la textura, la temperatura y la presión de los objetos que tocamos. Está compuesto por receptores sensoriales localizados en la piel que envían información a nuestro cerebro sobre las sensaciones táctiles. Esto nos permite reconocer y distinguir diferentes texturas, temperaturas y presiones.

Sistema Vestibular
El sistema vestibular es el responsable de proporcionar información sobre el movimiento y la gravedad. Está compuesto por receptores sensoriales localizados en el oído interno que envían información a nuestro cerebro sobre el movimiento y la posición del cuerpo en el espacio. Esto nos permite mantener el equilibrio, coordinar los movimientos y orientarnos en el entorno.

En el enfoque de la Integración Sensorial, estos sistemas sensoriales trabajan juntos para proporcionar una comprensión completa y precisa del entorno y del propio cuerpo. La información sensorial recopilada por estos sistemas se procesa en el cerebro y se utiliza para generar respuestas adaptativas y coordinadas. Es importante destacar que la Integración Sensorial no solo se centra en la información sensorial, sino también en la capacidad del sistema nervioso central para procesar y organizar esa información de manera efectiva. Cuando los sistemas sensoriales funcionan correctamente, podemos desarrollar habilidades y competencias que nos permiten interactuar con el entorno de manera efectiva y coordinada.

Poco a poco os voy a proporcionar más información profunda sobre los diferentes sistemas sensoriales, que veréis verdaderamente fascinante una vez conocido. ¡Hasta pronto!